EL MOMENTO DE LA VERDAD

Como decía el escritor y filósofo polaco Stanislaw Lemun sueño solo puede triunfar sobre la realidad si se le da la oportunidad“; pues bien, tras muchos años de soñar – y luchar– en que se cumpla la tan ansiada justicia salarial para guardias civiles y policías, en estos momentos, se nos da la oportunidad de cumplirlo, pero no será fácil, me temo.

Debemos de ser justos y decir que, a pesar de tras muchos años en que los representantes de los trabajadores del Cuerpo de Policía Nacional y del Cuerpo de la Guardia Civil han dado la batalla por la equiparación salarial con el resto de Cuerpos policiales – autonómicos y locales –  con manifestaciones, actos conjuntos y algún que otro expediente disciplinario, dicha prioridad se dejó aparcada a partir del año 2010, cuando el gobierno socialista de Rodriguez Zapatero acomete recortes salariales a los funcionarios públicos a consecuencia de la incipiente crisis económica; los mencionados  recorte fueron de aplicación, como no podía ser de otra manera, a las Fuerza y Cuerpo de Seguridad y, por tanto, las prioridades “sindicales” debían cambiar.

Pues bien, desde el fatídico 2010, y tras la salida de los socialistas de la Moncloa relevados por los populares, los recortes a funcionarios – no solo salariales, también laborales y profesionales –  se fueron solapando unos con otros, y con esa tesitura la única salida de sindicatos policiales y asociaciones profesionales era dar la batalla por los derechos que estaban siendo cercenados, sin renunciar eso si a que la equiparación fuese una realidad. AUGC, por ello, convocó una multitudinaria manifestación en 14 de noviembre de 2015 pidiendo “un futuro con derechos” para los guardias civiles y la equiparación laboral con el resto de policías.

Y tras mucho luchar, y sufrir, regresamos al presente donde los astros se alinean para proporcionar esa oportunidad que nos decía Lem, oportunidad para policías y guardias civiles de poder, por tanto, conseguir la justicia salarial. Esos astros que antes mencionaba se llaman unidad de acción de asociaciones profesionales de la Guardia Civil y sindicatos policiales, se llaman JUSAPOL, se llaman medios de comunicación, en fin, se llaman apoyo popular, en resumen, es la oportunidad que debemos aprovechar. Y en esas estamos.

Para no extenderme más en éste relato casi cronológico, decir que los interlocutores hemos expuesto, por activa y por pasiva, una cantidad muy coherente y nada descabellada de 1.500 millones de Euros para acometer una equiparación salarial de policías y guardias con el compañero policía que más cobre, “mismo trabajo, mismo sueldo“. Como digo es una cantidad muy coherente y ajustada además de estudiada de forma concienzuda.

Retomo, esa cantidad de 1.500 millones de Euros, y es que pedimos que en los próximos Presupuestos Generales del Estado, los de 2018, se pueda contemplar una subida lineal de 500 millones de Euros solo en salarios, y aquí tenemos la respuesta del Gobierno: “600 millones de Euros para los tres años consecutivos, y no hay más“, a esta cifra puesta sobre la mesa, por parte del Gobierno, de la cual desconocemos en que datos está basada, ya que no nos los proporcionan, para variar, debemos y tenemos que renunciar por dignidad, no pedimos “mejoras salariales”  como se ha insinuado, pedimos justicia salarial, algo que no ha comprendido el Gobierno conservador de Rajoy, me temo.

Y en esa tesitura estamos, trabajando para que la oportunidad que se nos brinda haga que el sueño de miles de trabajadores públicos se convierta en realidad.

Por cierto, lo siento pero me niego a hablar de Cataluña y Puigdemont, ¡que pereza!.

 

Anuncios